dissabte, 6 de juny de 2009

Llinatges

En el nombre del Padre,
que es el del Hijo,
y el del Hijo del Hijo
hasta el tiempo del Espíritu Santo.
Donde se esconde el nombre de la Madre,
olvidado, disperso, negado.
Una muchacha de apellido Blanco,
parió a los hermanos Lillo,
y la más pequeña de los Lillo,
dio a luz a las hermanas Corrregido,
la mayor de las cuales
tuvo cinco hijos Juliano,
entre los que me encuentro.
Y mis hijos son Díaz,
y los de mi hija, Morales.
Es difícil seguir el linaje materno
En este escamoteo del nombre y de la imagen.
¿Dónde podré guardar el nombre de mi madre?

Dolores Juliano, 23 de novembre de 1999.